Tratamiento de miomas con radiofrecuencia

La alternativa a la cirugía

Miomas y fertilidad

Para una mujer con deseos de gestación un mioma puede ser un problema si:

  • Se encuentra situado sobre el cuello uterino, impidiendo a los espermatozoides cruzar el útero.
  • Obstruye las trompas de Falopio, impidiendo el paso de los espermatozoides al óvulo y del óvulo fecundado al útero.
  • Disminuye el flujo de sangre al útero.

¿Qué son los miomas uterinos?

Los miomas uterinos son tumores benignos (no cancerosos) formados por fibras muy parecidas a las del propio útero. Se estima que el 70% de las mujeres desarrollan miomas a lo largo de su vida, con mayor incidencia a partir de los 50 años. Normalmente son asintomáticos y no precisan de tratamiento.

Una paciente puede tener uno o varios miomas de distintos tamaños en el útero, provocando diversa sintomatología, alterando su calidad de vida e incluso afectando a su fertilidad.

Síntomas

  • Menstruaciones largas y dolorosas.
  • Presión, malestar en la pelvis.
  • Dolor pélvico.
  • Dolor lumbar.
  • Presión rectal.
  • Molestias o dolor durante relaciones las sexuales.
  • Aumento del volumen del abdomen.
  • Dificultad para quedar embarazada.
  • Abortos.

Las Opciones para eliminarlos

Tratamientos convencionales

Existen diversos tratamientos, dependiendo del tamaño, la localización, la sintomatología y la vascularización del mismo. Para aplicar un tratamiento u otro, se tiene siempre en cuenta la edad de la mujer y sus deseos de fertilidad.

Tratamientos hormonales

El acetato de ulipristal 5 mg, es la primera línea de tratamiento, en los miomas sintomáticos en ciclos de tres meses con dos meses sin tratamiento, un mínimo de dos ciclos de tres meses. Si reaparece la clínica se puede utilizar la pauta continua intermitente.

Miomectomía

La miomectomia, a dia de hoy es el “gold standard” en el tratamiento de los miomas de pacientes que desean gestación, puesto que es el procedimiento avalado por más estudios, se tiene experiencia desde siempre. Hay miomas intramurales que extirparlos por miomectomia supondría una gran lesión en el miometrio.

Las técnicas mínimamente invasivas descritas a continuación cada vez tienen más respaldo científico y resuelven el problema de los miomas intramurales.

Histerectomía

Es la extraccion completa del útero o la matriz de la paciente.

Alternativa a la cirugía

Tratamiento con Radiofrecuencia

Los excelentes resultados del tratamiento con el sistema RF lo hace altamente recomendable frente a cualquier otra opción.

La ablación por radiofrecuencia es un tratamiento mínimamente invasivo, alternativo a la cirugía, que actúa directamente en el interior del mioma termocoagulando el tejido a traves de una aguja muy fina que emite radiofrecuencia en su punta, de manera controlada en toda la superficie del mioma y sin dañar el músculo uterino.

Beneficios de la Radiofrecuencia

  • Técnica alternativa a la cirugía.
  • No require ingreso hospitalario.
  • Evita riesgos quirúrgicos.
  • Posibilidad de tratar varios miomas en la misma intervención.
  • Sin agresión a las paredes uterinas.
  • No supone baja médica.
  • Rápida recuperación de la paciente.
  • Preserva la fertilidad de la paciente.

Protocolo de Miomas Uterinos 2015

Coordinadora Dra. María Luisa Cañete Palomo.

Tratamientos minimamente invasivos

La embolización de las arterias uterinas: es una técnica segura, introducida por Ravina en 1995, luego avalado por las agencias mundiales (NICE, FDA..), es un método seguro. Es doloroso en la primera semana postembolización y tiene un riesgos de amenorrea (quedarse sin regla) permanente de 3% en menores de 40 años y de 15% en mayores de 40 años.

No se considera de primera elección en pacientes que desean gestación en algún momento de su vida.

El HIFU/MRgFUS. Es la destrucción de los miomas por ultrasonidos desde el exterior. Se utiliza un sistema de cartografía térmica para tratar el mioma con el efecto térmico, el procedimiento suele durar 3 horas, se pueden tratar miomas 2-10 cm aunque la FDA ha autorizado 4-5 horas de tratamiento. Es un tratamiento eficaz, en cuanto al control del sangrado y la disminución del tamaño del mioma. Los principales inconvenientes, son el tiempo que dura el procedimiento, la necesidad de repetir el procedimiento y el precio del mismo.

La RADIOFRECUENCIA VAGINAL: es un procedimiento ambulatorio. Se realiza con control ecográfico y la paciente sedada. En primer lugar se hace una biopsia del mioma que se analiza en anatomía patológica. Se realiza la punción del mioma con una aguja de radiofrecuencia y se trata todo el mioma. Posteriormente se puede comprobar en el mismo quirófano como ha desaparecido la vascularización del mismo. Es un procedimiento seguro, los controles se harán a los dos y a los 6 meses.

Para ampliar hacer clic sobre la foto